¡Estas fiestas de fin de año serán más mágicas que nunca! >

Do Son

De niño, Yves Coueslant, uno de los fundadores de la Maison, pasaba sus veranos junto al mar, en la pequeña pagoda que su padre había construido en Do Son, en la bahía de Ha-Long. Allí, lejos del calor sofocante del gran puerto de Hai Phong, el aire era más fresco. La brisa marina llevaba consigo el aroma de las tuberosas y los perfumes embriagadores y suavemente especiados que tanto gustaban a su madre. Do Son tiene la delicadeza y la persistencia de un recuerdo de infancia en Indochina. Un recuerdo floral, entre la ligereza y la voluptuosidad.

To top